Saltar al contenido

Cómo Hacer un Buen Sofrito – Cortes de Verduras a Cuchillo

cómo hacer un sofrito

Si quieres saber cómo hacer sofrito de verduras, hoy te traemos una receta tradicional que a posteriori te ayudará con un montón de platos más. Recuerda que el sofrito es la base para muchas recetas de la gastronomía, sobre todo de la española. Así que, quédate con nosotros, aprende cómo hacerlo y más tarde replícalo en tu cocina.

Ingredientes para hacer un sofrito

A continuación os dejamos los ingredientes necesarios para realizar un sofrito perfecto. Para que no tengáis ninguna duda os ponemos todos los productos en orden de utilización.

  • 1 chorro de aceite de oliva (podremos rectificar más tarde si lo vemos seco).
  • 2 dientes de ajo.
  • 2 cebollas.
  • Sal
  • 1 pimiento rojo.
  • 1 pimiento verde.
  • 1 puerro.
  • 2 tomates.
  • 1 cucharada de café de pimentón dulce.

Cómo cortar las verduras

Lo primero que tienes que saber es que necesitas dos tipos de cuchillo para cortar las verduras para el sofrito.

  • Puntilla: utilizarás este cuchillo para preparar los ajos y el tomate. Los ajos los podrás cortar y pelar perfectamente con este tipo de cuchillo. Mientras, necesitarás hacer un corte en cruz en la parte inferior de tu tomate para quitarle la piel.
  • Cuchillo cebollero: con este cuchillo tendrás que cortar todas las verduras en Brunoise.

cómo cortar verduras para sofrito

Como te hemos dicho, lo primero que debes hacer es preparar las verduras para su posterior guiso.  Empezarás con el ajo, al cual deberemos quitar la piel con la puntilla y cortar en medias lunas finas.

Seguiremos con las cebollas, los pimientos y el puerro. Estos deberán ser cortados en Brunoise siempre con el cuchillo cebollero. La manera correcta de realizar este corte será en este orden:

  • Apoyar las verduras muy bien sobre la tabla. Procurar que no se muevan para tener seguridad y buen corte.
  • Cortar de manera longitudinal deslizando la punta del cuchillo sobre las verduras. Ten siempre cuidado con los dedos.
  • Girar las verduras 90º y utilizar la parte más cercana al mango del cuchillo para terminar de realizar el corte brunoise, sin que la punta abandone la tabla de cortar. El resultado debe ser el de dados pequeños.

Para terminar pelaremos y cortaremos los tomates. Empezaremos realizando un corte en forma de cruz con nuestra puntilla en la base del tomate, en la parte contraria al tallo de este producto. A continuación sumergiremos nuestros tomates en agua hirviendo durante 1 minuto. Seguidamente, sacaremos los tomates y los sumergiremos inmediatamente en agua con hielo. Dejaremos 1 minuto y procederemos al pelado. Ayúdate con la puntilla para quitar la piel. Verás que sale sin dificultad.

A continuación corta el tomate en cuartos, retira las pepitas de los tomates y apoya la carne del tomate sobre la tabla. El corte que realizaremos es específico de los tomates y se llama Concasse. Es muy parecido a la Brunoise, así que haz los mismos movimientos que con el resto de verduras.

Pasos para hacer sofrito

Para realizar un buen sofrito lo primero que tienes que saber es que el tiempo es lo más importante en esta receta. Así que ten paciencia y haz esta receta en cantidad para tenerlo siempre disponible.

Empezaremos echando un chorro de aceite en una cazuela. Seguidamente añadimos los ajos pelados y dejamos que tomen un poco de color. Ten cuidado de que no se quemen.

ingredientes para hacer sofrito

Seguidamente añadimos las cebollas y un poco de sal para que pochen. Si quieres, en este momento y si todavía no tienes cortado el resto de ingredientes empieza con ellos. Ten en cuenta que el tiempo que tardas en añadir un ingrediente será el que tardes en cortarlo (exceptuando las cebollas, ya que se quemarían los ajos).

De esta forma añade el pimiento rojo, el verde y el puerro. A continuación necesitas tener paciencia y dejar que todo se cocine durante 45 minutos a fuego lento.

Después de este tiempo añadiremos los tomates cortados y dejaremos que siga todo cocinándose durante otros 15 o 20 minutos. En este momento incorporamos la cucharada de café de pimentón dulce y dejamos un par de minutos más para que se incorpore.

Conserva tu sofrito para futuras elaboraciones

Es muy importante que hagas una buena cantidad de sofrito. De esta forma siempre tendrás disponible para futuros guisos que quieras cocinar.

La forma más sencilla de conservar el sofrito es guardar esta elaboración en pequeños recipientes de plástico que podrán congelarse para su posterior uso.

cómo conservar sofrito

Pero, la mejor aunque un poco más engorrosa, sería la conservación en tarros de cristal esterilizados y sellados al baño maría. De esta manera siempre tendrás tu sofrito en perfectas condiciones y será más fácil de utilizar.