Saltar al contenido

Cómo cortar jamón a cuchillo

guía sobre cómo cortar un jamón

Sabemos que atreverse a cortar jamón a cuchillo no es fácil. No solamente porque pueda ser complicado o no. La mayoría de las veces es por desconocimiento, sobre todo por no saber cómo empezar un jamón.

Por eso, en cuchillosdecocina.online te ayudamos a que aprendas a cortar un jamón. Te mostramos los cuchillos de cocina que te harán falta, cómo deben estar afilados, y la manera de utilizarlos más eficaz y segura.

Herramientas necesarias para cortar un jamón

Podemos decir que todo lo que necesitas para cortar un jamón de manera eficaz y segura es lo siguiente:

Cuchillo Jamonero

Como ya hablamos en un artículo anterior dedicado exclusivamente al Cuchillo Jamonero, este debe ser de calidad, con buen mango y tener una hoja larga, estrecha y muy flexible. De esta manera podremos sacar lonchas muy finas de este alimento ibérico de gran calidad.

Puedes encontrar Cuchillos Jamoneros de muchos estilos en el mercado. Como siempre, si desde esta web no vemos gran diferencia entre los modelos, te recomendamos que elijas el cuchillo según tus gustos. Este es uno de esos casos. Así que podrás elegir entre los que tengan punta redondeada o no, entre los cuchillos jamoneros con alveolos o no, y entre los que tengan una longitud cercana a 24 cm o los que lleguen a los 32 cm.

Aún así recuerda que tu Cuchillo Jamonero debe tener una cierta calidad. En cuchillosdecocina.online te ayudamos en el proceso de elección y te recomendamos los que creemos son los mejores del mercado en la actualidad.

Ver más OFERTAS

Soporte Jamonero

El Soporte Jamonero es una herramienta más importante de lo que parece si queremos cortar un jamón con facilidad. No sólo nos da seguridad al hacer que nuestro jamón quede perfectamente sujeto, si no que también nos aporta comodidad y mucha precisión para obtener las lonchas de jamón que a todos nos gustan.

Existen muchos tipos de soportes de jamón en el mercado. Algunos tienen más calidad y otros tienen menos. Lo importante es elegir uno que sujete muy bien nuestra pieza de jamón. Aunque por supuesto debe ser robusto, duradero y fácil de limpiar para que nuestro soporte sea perfecto para cubrir nuestras necesidades.

Si quieres que elijamos por ti, a continuación te decimos qué modelos nos gustan más a nosotros.

Ver más OFERTAS

Cuchillo Deshuesador

Tener un cuchillo deshuesador nos ayudará mucho para cortar adecuadamente nuestro jamón. Es muy importante que sea un cuchillo fuerte, muy bien afilado y cómodo. Con él empezaremos la limpieza de la pieza; todo ese exceso de piel y grasa que nos dificultará la tarea de sacar lonchas de jamón perfectas.

Empezarás por realizar un corte a la parte superior del jamón, hasta que dejes ver ese color rojizo tan característico de la carne de este producto maravilloso. A continuación, limpiarás un poco los laterales para facilitar el corte de nuestro cuchillo jamonero.

Por último nuestro cuchillo deshuesador también nos servirá para quitar los huesos del jamón. De esta manera podremos dividirlo por piezas para por ejemplo envasar cada una de ellas al vacío y usar con posterioridad.

Comprar un buen cuchillo deshuesador puede ser una tarea complicada. A continuación te dejamos nuestra recomendación:

Ver más OFERTAS

Puntilla para cortar jamón

El último cuchillo que utilizaremos para cortar jamón será la puntilla. Con ella realizaremos cortes más precisos, accediendo a los huecos que existen entre los huesos, para dejar ver con claridad los futuros cortes de nuestro cuchillo deshuesador.

Por lo tanto necesitarás una puntilla de calidad, que sea resistente y que se encuentre perfectamente afilada. ¿Quieres que te ayudemos a elegir una puntilla? Aquí tienes nuestras recomendaciones:

Ver más OFERTAS

Chaira

Utilizaremos la chaira de vez en cuando en nuestros cuchillos para asentar el filo y para mantener el afilado por más tiempo. Procura que la chaira que elijas sea de calidad. En la actualidad se suelen utilizar chairas de diamante o titanio.

Cómo cortar jamón a cuchillo

Lo primero que tendrás que decidir es para qué quieres cortar tu jamón. Es decir, ¿quieres comerlo poco a poco y por lo tanto cortarlo poco a poco? ¿O quieres cortarlo entero para envasarlo al vacío y para algún evento multitudinario?

En esta guía nos centraremos en el corte para comer poco a poco. Así que empecemos:

Limpieza del inicio del jamón para empezar a cortar

Lo primero que debemos hacer es sujetar nuestro jamón a nuestro soporte jamonero. Posteriormente decidiremos por qué parte queremos empezar nuestra pieza. Con la pezuña mirando hacia arriba empezaríamos por la maza. Mientras que si ponemos la pezuña mirando hacia abajo comenzaríamos por la contramaza.

En este punto existe un poco de confusión y de discusión sobre dónde es mejor iniciar el corte de nuestro jamón. Para lonchear nuestra pieza poco a poco te recomendamos que empieces por la contramaza. Es decir, con la pezuña mirando hacia abajo. ¿Por qué? La respuesta es que esta parte del jamón se encuentra en un punto de mayor curación y debemos terminarla antes.

Ya has decidido por dónde empezar así que empecemos a limpiar la zona. Utiliza el cuchillo deshuesador y retira la parte superior de piel y grasa. Pararás en el momento en que veas carne. Una vez que hayas llegado a ese punto procura limpiar una zona de cada lateral. Asegúrate de quitar toda la piel sobrante. De esta forma te será más fácil utilizar a posteriori tu cuchillo jamonero.

Inicio del corte de lonchas de jamón

En este momento ya has llegado a la carne y tendrás que comenzar a sacar las apreciadas lonchas del jamón.

lonchear un jamón ibérico

Utiliza siempre un buen cuchillo jamonero, que esté muy bien afilado y que sea flexible. Te recomendamos que te acostumbres a cortar siempre cerca del mango, tendrás mayor control del corte y te costará menos. Por otro lado ya sabes que el cuchillo está hecho para cortar, así que ayúdalo realizando movimientos continuos hacia ambos lados hasta que cortes tu loncha.

Procura que las lonchas sean todas del mismo tamaño. Por supuesto también intenta que sean de un grosor ideal. Es decir, que sean todo lo finas que puedas conseguir. Pero sin duda, intenta que el corte sea homogéneo y que tu jamón siempre tenga una línea recta de carne que cortar.

Llegada al hueso y otros problemas

Una vez que has llegado a un hueso quizás tengas problemas para continuar el corte de tu jamón. En ese momento intenta ayudarte de tu puntilla y de tu cuchillo deshuesador. Haz cortes perfilando el hueso y dejando que sea vea, te facilitará el trabajo posterior.

Una vez que tengas buena visión del hueso que te causa problemas sólo tendrás que evitarlo, cortando tu jamón como hemos descrito con anterioridad.

cómo cortar un jamón cuando llegas al hueso

Si tu jamón ha llegado a un punto en el que poco o nada puedes aprovechar, dale la vuelta y comienza por el otro lado. En nuestro caso se tratará de la maza.

Por último y no menos importante, uno de los principales problemas al que nos enfrentamos cuando compramos un jamón es que se quede seco y se eche a perder parte de su carne. Evita ese problema manteniendo tu jamón lejos de la luz y del aire. Cubre los cortes con la propia grasa que vas desechando y con un paño siempre limpio. De esta manera mantendrás en buenas condiciones la apreciada carne de tu jamón ibérico.

Vídeo explicativo

En el siguiente vídeo podrás ver cómo un maestro jamonero corta por completo un jamón ibérico de la tierra de Salamanca, una de las zonas con mejores jamones de España.